• @cirugiasteiner

¿Soy Candidato a una Cirugía de la Obesidad?

Realmente no existe una regla fija que se aplique y que permita decidir si alguien es candidato a cirugía de la obesidad o bariátrica. Por el contrario es necesario un estudio personalizado y cuidadoso para brindar el mejor tratamiento a cada caso en particular.


Figura 1. ¿Puedo optar a un procedimiento quirúrgico para perder peso?


Dicho lo anterior, es importante tener claro varios conceptos y fórmulas utilizadas en medicina y cirugía para saber si alguien necesita o es candidato a un procedimiento de cirugía de la obesidad. 

Desde inicios de la década de los 90, se admite que la cirugía de la obesidad o bariátrica puede estar indicada en pacientes que haya fracasado el tratamiento conservador supervisado, con un IMC igual o superior a 40 kg/m2, o a 35 si se asocian comorbilidades susceptibles de mejoría con el tratamiento quirúrgico.


En la actualidad, numerosas guías clínicas admiten que la cirugía puede estar indicada en pacientes con obesidad grado I (IMC: 30-35 kg/m2) con diabetes tipo 2 mal controlada y riesgo cardiovascular aumentado, tras una valoración individualizada en el seno de un comité multidisciplinar.

El tratamiento irá dirigido principalmente a pacientes con un perfil psicológico adecuado en edades entre 18 y 65 años (con posibilidad de incluir menores de 18 años o mayores de 65 años en situaciones especiales).


Contraindicaciones relativas o absolutas

  • Obesidad secundaria a endocrinopatías no tratadas adecuadamente con medicación.

  • No compresión o aceptación de los riesgos asociados a la intervención quirúrgica y de las medidas higiénico-dietéticas recomendadas.

  • Riesgo trombótico elevado (antecedentes de tromboembolismo pulmonar y tratamiento crónico con anticoagulantes, se valorarán de forma individual).

  • Pacientes con trastornos bipolares graves y no tratados, esquizofrenia inestable y psicosis, bulimia nerviosa no tratada, drogodependencia y alcoholismo.

  • Enfermedad neoplásica activa.

  • Tratamiento crónico con esteroides.

  • Enfermedad hepática, cardiaca o respiratoria severa.


Procedimientos bariátricos

La IFSO (Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad) reconoce como “procedimientos cualificados” siendo el abordaje laparoscópico de primera elección en todos los casos:

  • La Banda gástrica.

  • La Gastrectomía vertical (gastrectomía tubular, sleeve gástrico o manga gástrica).

  • El Bypass gástrico.

  • La Derivación biliopancreática (cruce duodenal o el SADIS).

También existen otros procedimientos bariátricos realizados por vía endoscópica con diferentes resultados dentro de los cuales destacan el balón gástrico y la plicatura gástrica.

Otras técnicas, variaciones de las anteriores aún no consolidadas, pueden llevarse a cabo, pero solamente en contextos muy determinados: pacientes bien seleccionados, evaluación cuidadosa de la seguridad del paciente y los resultados, además de un protocolo aprobado por una unidad especializada en cirugía bariátrica.


Figura 2. La elección de la intervención para la perdida de peso se basa en un estudio personalizado.


A continuación explicaremos brevemente los diferentes tipos de procedimientos.


Balón gástrico

Es un dispositivo esférico o globo de silicona suave e hinchable, colocado a través de la boca por vía endoscópica en el estomago, que permite ajustar su volumen de llenado y adecuarlo a cada persona. Se cuenta con varios tipos de balón para diferentes necesidades e incluso existe un balón gástrico que se coloca sin endoscopia y sin necesidad de anestesia o sedación.

Este procedimiento ha sido ideado como una alternativa no quirúrgica en el tratamiento del sobrepeso u obesidad.


Banda gástrica

Es un anillo de silicona expandible que se coloca en la parte superior del estómago, y por medio de un reservorio colocado debajo de la piel del abdomen se llena con solución salina para adaptarlo a cada persona. Se implanta por un procedimiento mínimamente invasivo o laparoscopia.


Gastrectomía vertical

La gastrectomía vertical, también llamada gastrectomía tubular, sleeve gástrico, o manga gástrica, consiste en retirar aproximadamente el 80% del estómago por vía laparoscópica, dejando el estómago que originalmente es como una “bota de vino”, en forma de un delgado tubo.


Bypass gástrico 

Se considera a día de hoy el “estándar de oro” en las operaciones de obesidad. Se reduce el volumen del estómago, además de realizar una derivación del intestino delgado acortando el paso y la absorción de la comida a través el mismo. Estos dos mecanismos descritos consiguen los objetivos de perdida de peso.


Derivación biliopancreática

La derivación biliopancreática es una técnica o conjunto de técnicas fundamentalmente malabsortivas que se indican a pacientes con un mayor grado de obesidad o trastornos metabólicos de difícil control.

En este grupo de procedimientos se incluyen la técnica de Scopinaro, el Cruce duodenal y el SADIS entre otros.


Hay que entender que la cirugía de la obesidad es una herramienta fundamental en la perdida de peso, pero no la única, ademas hay que acompañar y guiar al paciente en el necesario cambio de estilo de vida hasta conseguir los objetivos deseados de perdida de peso, recuperación de la salud y lograr mantenerlos en el tiempo.

Es importante valorar a cada paciente desde el primer momento para ofrecer un tratamiento personalizado según sus necesidades y requerimientos, tratamiento que se pone en marcha incluso antes de la cirugía.

Una vez realizada la intervención, se debe asistir a cada paciente con un programa de nutrición y un plan de actividad física para alcanzar los objetivos de pérdida de peso y recuperación de la salud.

En la Unidad de Cirugía Steiner valoramos a cada paciente integralmente y de forma individualizada para ofrecer el tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades.


#perderpeso #cirugiabariatrica #vidasana #obesidad #sisepuede #cirugiadelaobesidad

Estamos para resolver todas tus dudas

©2018 por @cirugiasteiner.

Logo_Blanco.png
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn
  • Twitter