Balón gástrico

"El balón intragástrico se coloca por vía endoscópica y es un procedimiento ambulatorio con una recuperación a las actividades diarias casi inmediata"

Balón gástrico

El balón intragástrico se introduce por vía endoscópica en el estómago, el

procedimiento completamente ambulatorio se realiza con sedación suave y sin

necesidad de ninguna cirugía.

Posterior a la correcta colocación del balón se llena con solución salina y una tinción azul (azul de metileno), ocupando así la cavidad gástrica de manera parcial (1/3 aproximadamente). Esta ocupación provoca un aumento en la sensación de saciedad y como consecuencia una disminución en la ingesta de alimentos con pérdida de peso posterior.

Existen actualmente varios tipos de balones en el mercado para adaptarse a las necesidades y requerimientos de cada paciente. Se dispone de balones de diferentes materiales (silicona, polímeros), varios tamaños y con periodos de permanencia diferentes (4, 6 o 12 meses). También existen balones para ser llenados con gas o incluso balones en los que no se necesita para su colocación una endoscopia y simplemente es tragado cómo un "comprimido o pastilla".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde el inicio del tratamiento con el balón intragástrico y durante el periodo de seguimiento hasta la retirada del dispositivo, el paciente contará con la atención personalizada, asesoría y recomendaciones de un grupo de especialistas en el área, que le ayudarán a cambiar sus hábitos alimenticios, modificando su estilo y calidad de vida a largo plazo. 

Tanto la colocación como la retirada del balón intragástrico se realizan de manera ambulatoria, por lo que el paciente se incorpora a su vida cotidiana de manera casi inmediata.

El periodo de permanencia del balón dependerá del objetivo de perdida de peso deseado de la persona y del modelo o marca de balón colocado, pudiendo ser desde cuatro (4) o seis (6) meses hasta el año después de su colocación.

En caso que el balón intragástrico sufriera algún daño, situación muy poco probable, la persona podrá notarlo, ya que la tinción (azul de metileno) con la cual se llenó se eliminará por la orina. En este caso, el paciente deberá programar con su médico una consulta de revaloración, con la tranquilidad de saber qué dicho evento no implica una urgencia médica y no pone en riesgo la vida o la función digestiva tratándose oportunamente.

¿Qué personas podrían beneficiarse del Balón gástrico?

  • Mujeres y hombres con sobrepeso o un IMC mayor a 27.

  • Personas con obesidad que por decisión propia no quieran realizarse ningún procedimiento quirúrgico.

  • Pacientes con obesidad en quienes la cirugía se encuentre contraindicada por alto riesgo.

  • Como técnica para una reducción de peso inicial previa a cualquier cirugía.

¿Qué ventajas tiene el Balón intragástrico?

  • La colocación del balón gástrico es un procedimiento completamente ambulatorio, sin necesidad de cirugía alguna y por lo tanto sin cicatrices.

  • El procedimiento endoscópico se realiza con una sedación suave, sin el uso de  anestesia general y como consecuencia resultará en una recuperación más rápida.

  • En el caso de una colocación del balón sin necesidad de endoscopia el procedimiento se realiza sin sedación y con una reincorporación inmediata a las actividades cotidianas.

  • La endoscopia digestiva y colocación del balón intragástrico tienen un muy bajo  riesgo de complicaciones.

Estamos para resolver todas tus dudas

©2018 por @cirugiasteiner.

Logo_Blanco.png
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn
  • Twitter